Alergias Solares - Como combatir un enemigo cada vez más presente.

Una de las causas de lesiones dolorosas o urticantes en la piel, enrojecimiento, vesículas, o úlceras, al exponerla al sol, es la llamada “alergia al sol”. La “Erupción Polimórfica Lumínica no es una verdadera reacción alérgica, aunque los síntomas son muy parecidos, de ahí su nombre.

Una alergia solar es una reacción del sistema inmune, causada por la sensibilidad debido a la luz solar, y es conocido como fotosensibilidad. Se producen cuando la piel expuesta al sol reacciona anormalmente a la luz solar.

Los Científicos todavía no son capaces de comprender la razón exacta de su aparición, aunque algunas investigaciones indican la herencia como una de sus razones. La explicación más común es que el sistema inmune trata la piel al sol como sustancia extrañas y activa su mecanismo de defensa en contra de ella, causando reacciones alérgicas.

La alergia al sol es una reacción que nuestra piel sufre cuando inciden sobre ella los rayos solares si son especialmente intensos, como en verano. Realmente hasta ahora no se conoce la causa exacta, pero aún así, existen algunas formas de atajar sus efectos.


Síntomas y tratamiento de alergias solares

Existen principalmente cuatro tipos de alergias solares. Los síntomas y tratamientos dependen del tipo de alergia al sol. Los siguientes son los tipos, sus síntomas y tratamientos.

Erupción polimorfa lumínica (ELP):
Los síntomas de la ELP corresponden a  una erupción cutánea con picazón (picor) o ardor, en forma de placas rojas o pequeñas ampollas llenas de líquido, que pueden sangrar en la ruptura, en la piel expuesta al sol. Ocurre dentro de un par de horas después de la exposición al sol y, a veces quizá acompañada de escalofríos, dolor de cabeza o náuseas. Generalmente ocurre en las partes expuestas del cuello, parte superior del pecho, los brazos y las piernas. Ellos tienden a desaparecer por sí solos en un par de días, pero para algunas personas se mantienen y reaparecen cada primavera y verano, lo que resulta en una disminución de la sensibilidad de la piel a la luz solar.

Los síntomas pueden desarrollarse incluso usando protectores solares. No se presentan inmediatamente, pueden pasar desde horas hasta días desde la exposición al sol hasta que aparecen.

La alergia al sol puede ser una condición temporal que puede afectar por sólo unas pocas horas, o puede ser crónica requiriendo intervención médica. La alergia crónica se inicia generalmente en forma de erupciones menores, que pueden convertirse en problemas graves de la piel.


Una reacción leve puede ser tratada utilizando una aplicación de compresas frías  en intervalos frecuentes. La alergia más grave o endurecida es tratada a través de medicamentos como un antihistamínico oral, como la difenhidramina o clorfenamina, o cualquier crema con corticoide sobre la piel contra la erupción. Para los casos extremos, los médicos suelen prescribir un tratamiento de fototerapia, donde poco a poco la piel expuesta a la luz ultravioleta (UV), en dosis pequeñas y frecuentes para construir resistencia de la piel al sol.



Prurigo actínico:
Esta forma de alergia al sol es una forma hereditaria de la ELP. Como su naturaleza es hereditaria, comienza temprano en la vida durante la niñez o la adolescencia. Ellos comparten síntomas similares a la forma de la ELP, pero la erupción se produce más en la cara, que cualquier otro lugar.


Se vuelve a presentar en primavera y verano, mientras que en los climas tropicales que persiste todo el año. Prurigo actínico como alergia al sol se trata con medicamentos que contengan esteroides principalmente y beta-caroteno, dependiendo de la gravedad de la alergia.

Erupción fotoalérgica:
Cuando la piel está expuesta al sol, a veces reacciona con el componente químico o sustancia presente en la aplicación que se utiliza en la piel, tales como protectores solares, perfumes, cosméticos o pomadas e incluso a algunos medicamentos prescritos. La piel reacciona y produce pequeñas manchas rojas o ampollas llenas de líquido.


También puede propagarse a través de la ropa, que cubre la zona infectada. La mayor parte del tiempo, estos síntomas se presentan después de 2 a 3 días de exposición al sol. La duración de la erupción alérgica depende de la duración sobre la piel de la sustancia química particularmente utilizada. El tratamiento más común prescrito por el médico, además de una crema con corticoides, es encontrar y eliminar los productos que causan alergias.

Urticaria solar:
Esta rara forma de alergia es considerada como la única forma verdadera de la alergia al sol. Se produce urticaria en las partes afectadas de la piel. Presenta los síntomas en cuestión de minutos luego de la exposición a la luz del sol, y si las lesiones se forman individualmente, se desvanecen en un par de horas. Se trata considerando su gravedad. Para las alergias leves, antihistamínicos por vía oral o una crema para la piel contra la picazón, que contengan corticoides tópicos. Para los síntomas severos, una combinación de radiación ultravioleta en bajas dosis (efecto desensibilizante), medicamentos antihistamínicos, comprimidos de beta-caroteno se utilizan para su tratamiento.

Algunos medicamentos de venta libre como la vitamina E, aloe vera y la quercetina (flavonoides) pueden llegar a ser útil en el tratamiento y la curación de alergias solares. Además de éstos, las medidas preventivas como el uso de una crema de buena calidad y de alta protección solar SPF y equipo de protección solar, se deben utilizar con regularidad. La exposición a la luz del sol no se puede evitar, pero unas pocas y simples medidas de prevención, nos pueden salvar de la agonía de hacer frente a las quemaduras solares y erupciones cutáneas.

Diagnóstico

Lo primero al observar la lesión en la piel sería descartar que no se trate de reacción ante picaduras de insectos, quemaduras o dermatitis alérgicas. Esto es importante porque el tratamiento difiere mucho del de una alergia al sol.

Hay un método sencillo para saber que es alergia al sol, usando la fotoprovocación, irradiando una zona expuesta de la piel a rayos UVA. Si se trata de alergia al sol se producirán los síntomas ya descritos, pruritos, pápulas; etc.

La piel reacciona rápidamente a la exposición solar, pero también estos síntomas suelen desaparecer a los pocos días si dejamos de exponernos al sol. En general, esta enfermedad suele ser crónica y se diagnostica por primera vez en la infancia o adolescencia.

Causas

Aunque la causa primaria se desconoce, se sabe que el 75% de los casos es por exposición a rayos UVA, el 10 % a los rayos UVB y el resto a una combinación de ambos. Es una fotodermatosis.

Una teoría propone que hay una reacción inmune del cuerpo provocada por unos receptores sensibles a la luz de las células de la piel. Normalmente, los UVB debilitan nuestro sistema inmunitario, pero esto no se produce en las personas con alergia al sol.

Una piel muy delicada. La piel infantil no se defiende frente al sol igual que la adulta, pues no es capaz de elaborar melanina de forma eficaz. Además, la capa córnea (la más externa de la epidermis) no se engrosa en los niños en verano, como sí sucede en los adultos. Por eso, es imprescindible proteger a los niños del sol.

Otra teoría explica que hay  un desequilibrio entre los oxidantes y los antioxidantes de la piel. Esto es así por observar en personas con piel sensible, como en las células de su piel, se forman grandes cantidades de radicales libres que estimulan la producción de una molécula (MAC) que participa en la inflamación. Cuando además hay poca vitaminas E, C o antioxidantes (beta caroteno) se producen las reacciones típicas de alergia al sol.

Esto viene corroborado porque se reducen los molestos síntomas cuando se consume un antioxidante específico, el EGR.

Tratamiento.

El mejor tratamiento para una alergia solar consiste principalmente, en evitar en gran medida la radiación solar. También se pueden utilizar cremas que contengan corticosteroides (como la hidrocortisona). Como remedio para aliviar el picor asociado a la alergia al sol, pueden utilizarse antihistamínicos.

Es muy importante protegerse del sol mediante el uso de sombreros, ropa y protectores solares adecuados.

También existen tratamientos terapéuticos específicos (como la fototerapia) que pueden ayudar a que la piel se acostumbre a la radiación y sirven para prevenir una erupción polimórfica lumínica.


Remedios naturales para combatir la alergia al sol

Aloe Vera

Prepararemos la siguiente crema. Obtener gel de Aloe (la pulpa, no un preparado para baño), mezclar con aceite, esencia de geranio (normalizante del ph) y esencia de limón (conservante), batiendo con un utensilio de madera en las proporciones siguientes:

Aloe Vera Slices, stacked

  • 9 cucharadas soperas de gel de Aloe Vera.
  • Tres cucharadas soperas de aceite (el mismo o tres aceites distintos). Elegiremos los aceites según nuestro tipo de piel. Muy eficaz y para todo tipo de pieles, la mezcla Aceite de Almendras, de Jojoba y Germen de Trigo.
  • 15 gotitas de jugo de naranjas.
  • 15 gotitas de jugo de limón.

Se ha de batir la mezcla con vigor, como si hiciéramos merengue, hasta quedar cremoso.

Esta crema rápidamente reducirá las rojeces y desinflamará la zona irritada.

Pepino

Triturar un pepino y aplicar la pasta sobre las erupciones. Calma la sensación de ardor y frena las erupciones.

Pepino diuretico

Papa cruda

Pondremos papa (patata) cruda rallada sobre la superficie afectada. Desinflama, refresca y calma la sensación de ardor.

Bicarbonato

Diluir 1 taza de bicarbonato de sodio en cinco litros de agua. Mezclar con el agua del baño o usarla mientras se ducha. Detendrá el empeoramiento de las erupciones e irá preparando a la piel para resistir mejor el sol.

Compresas de Vinagre

Se empapa un paño de algodón o una toallita en vinagre, se escurre y se aplica sobre la zona afectada. Es calmante y reducirá la rojez.

Leche de coco y yogur

Mezclar el yogur y la leche de coco en partes iguales e ingerir. Es muy calmante del ardor y las molestias de la piel.


Anexo: Los Fotoprotectores.

Son sustancias, que suelen ser cremas (“crema solar”), y tienen como función ayudar a la piel a protegerse de la exposición del sol para prevenir sus efectos perjudiciales. Es importante destacar qué solo son una ayuda para protegernos del cáncer de piel. La mejor prevención es disminuir la exposición al sol.

Tipos de fotoprotectores, según su composición:

Los fotoprotectores o filtros solares pueden ser:

  • Físicos: Su protección en la piel se debe a que crean una barrera física que evita que los rayos del sol penetren la misma. A modo de un espejo reflejan la radiación solar. Las sustancias que se suelen usar son el óxido de zinc, el dióxido de titanio, el carbonato cálcico (mica) y los compuestos de magnesio.
  • Químicos: En este caso los rayos del sol sí llegan a la piel pero estas sustancias absorben la radiación trasnformándola en no dañina. Las sustancias que se suelen usar son derivados del PABA, salicilatos, cinamatos, benzofenonas, bencimidazoles, antralinatos y derivados terpénicos.
  • Biológicos: Son compuestos antioxidantes, que contrarrestan los daños que causan en las células de la piel las radiaciones del sol. Los que más se usan son las vitaminas A y E.
  • Mixtos: son filtros que combinan a los anteriores, por lo tanto defienden a la piel de varias formas. Son los ideales.

Al comprar un fotoprotector es importante leer su composición para saber su mecanismo de acción.

¿Qué es el factor de fotoprotección, FPS?

Es el número que se usa para clasificar la “potencia” de los filtros solares.

Este número nos dice cuantas veces más tiempo necesita la radiación solar para causar el enrojecimiento en la piel con respecto al que hace falta sin el fotoprotector. Por ejemplo, una crema con un FPS de 10, quiere decir que si una persona tarda 5 minutos de exposición al sol para que su piel se ponga roja, si se aplica la crema con FPS 10 tendrán que pasar 50 minutos (5 minutos x 10 del FPS) de exposición solar para se produzca el mismo enrojecimiento.

Hay muchos métodos para medir el FPS.

Los filtros solares ¿que FPS pueden tener?

En Europa, para unificar la medición del FPS se ha creado un sistema que se llama COLIPA. Se trata de una agencia distinta e independiente de la del fabricante del producto que se encarga de medir todos los fotoprotectores. Hoy en día el máximo es 50+.

Con este sistema los filtros se clasifican en:

- Protección baja: 2-4-6

- Protección media: 8-10-12

- Protección alta: 15-20-25

- Protección muy alta: 30-40-50

- Protección ultra: 50+

Al comprar un filtro solar se debe leer la información del mismo. Debe especificar el FPS que tiene y si éste ha sido asignado con el método COLIPA, lo que nos dará mayor garantía del producto.

¿Qué fotoprotector debo comprar?

Al comprar un fotoprotector es muy importante leer la composición del mismo, qué filtros tiene (es mejor que sea mixto para garantizar mayor protección) y qué FPS tiene, este debe estar bien visible en el envase.

También hay que tener en cuenta la textura del producto (aceite, gel, emulsión, crema). Cuanta más textura tenga mayor penetración, permanencia y menor necesidad de reaplicaciones tendrá.

Para una fotoprotección adecuada hay que usar los que tienen un FPS 15 o mayor. No obstante, la protección ideal dependerá del tiempo de exposición, el tipo de piel y factores ambientales como altitud (a mayor altitud mayor radiación solar), el contacto con agua y la presencia de superficies reflectantes, como agua, arena o nieve.

¿Todas las pieles necesitan igual fotoprotección?

Aunque todas las pieles pueden sufrir efectos adversos por la radiación solar, es más fácil que éstos ocurran según el tipo de piel que se tenga. En este sentido las pieles se clasifican según su fototipo del I al VI. Por lo tanto habrá personas que necesiten mayor fotoprotección que otras.

¿Todos los fotoprotectores solares previenen el cáncer de piel?

Los rayos solares o radiaciones ultravioleta favorecen la aparición de cáncer de piel. Hay dos tipos de rayos ultravioletas: A y B.

Para prevenir el posible desarrollo de cáncer de piel los filtros solares deben ser mixtos o de amplio espectro. Tienen que proteger frente a los dos tipos de radiacción: UVB y UVA.

Si no es así, solo previenen las quemaduras solares al protegernos frente a las radiaciones solares tipo UVB, pero no frente al cáncer de piel (producido principalmente por las radiaciones UVA).

Cómo se aplica el fotoprotector

- Se debe poner 20-30 minutos antes de la exposición solar.

- Aplicar una cantidad importante del producto, “ser generosos”.

- Se debe poner en todas las zonas de piel que van a quedar expuestas (incluidos pies, orejas, cuello y labios)

- Se debe aplicar de nuevo el producto en función de su textura y su grado de FPS. Aunque se debe tener en cuenta también la hora del día, la intensidad del sol, el tipo de piel y el contacto con el agua. Se aconseja hacerlo cada 2 horas.

- No se deben usar en menores de 6 meses. Hasta esa edad no se deben exponer al sol y se deben usar medidas físicas: ropa, sombrilla, quitasol; etc. Aunque, si la exposición solar prolongada es inevitable se podrían usar.

Qué significa waterproof y wateresitant?

Son dos términos que se usan cuando los fotoprotectores son adecuados para su uso en contacto con el agua. Esto es importante sobre todo si vamos a usar un fotoprotector para ir a la playa, piscina o en contacto con agua.

- Water-resistant (“resistente al agua”): si el fotoprotector sigue manteniendo su efecto después de 40 minutos dentro del agua (muy importante para nadadores)

- Waterproof (“a prueba de agua”): Si el fotoprotector actúa durante más de 80 minutos tras entrar en contacto con el agua.


|

Comentarios

Buenas noches

Es dificil y doloroso padeser de esto, ni sabia que existia, de hecho los doctores no saben que es, me recomendaron protector spf 50+ de amplio espectro y actua contra las radiaciones en el rango UVB/UVA, pero no me a funsionado. No padecia de eto hasta hace unos 6 meses.

me sirvio de mucho esta informacion, pero realmente me interesa poder desaparecer esta enfermedad.

mis sintomas son de errojecimiento, inchazon, picazon y ardor, no se me forma ampollas, pero la inchazon es severa.

y aparece un poco despues de la exposicion al sol (unos 15-30 minutos) y desaparece con antialerginos, nunca he probado si desaparece solo porque no recisto el ardor y picazon.

me a funsionado mas la sombria y de color negro. Pero tomare en cuanta todas las recomendaciones y preguntare por lo de la fototeraía

Responder
Thankfulness to my father who told me concerning this weblog, this webpage is in fact awesome.
Responder
Pretty section of content. I just stumbled upon your blog and in accession capital to assert that I get actually enjoyed account your blog posts. Anyway I will be subscribing to your augment and even I achievement you access consistently rapidly.
Responder
Appreciating the dedication you put into your site and in depth information you offer. It's awesome to come across a blog every once in a while that isn't the same unwanted rehashed information. Fantastic read! I've saved your site and I'm adding your RSS feeds to my Google account.
Responder
WOW just what I was looking for. Came here by searching for manicure
Responder
What's up i am kavin, its my first time to commenting anywhere, when i read this piece of writing i thought i could also make comment due to this good article.
Responder
You can definitely see your expertise in the paintings you write. The arena hopes for even more passionate writers such as you who are not afraid to mention how they believe. At all times go after your heart.
Responder

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar