Insomnio: Un trastorno desagradable que tiene solución.

¿Qué es el sueño?

El sueño es un estado fisiológico, es decir, normal, que nos sucede con regularidad, cada día, alternando con el estado de vigilia que es el que tenemos cuando estamos despiertos. Está presente durante toda nuestra vida, pero con características distintas a lo largo de ésta. Es necesario para que nuestro organismo funcione normalmente.

Durante años se pensó que el sueño era un proceso pasivo que sobrevenía al cerebro; hoy en día se ve como un proceso activo del cerebro, complejo, que está controlado por distintas sustancias llamadas neurotransmisores.

En el sueño normal se dan distintas fases que se suceden y que componen ciclos que se van repitiendo durante la noche. Éstas dividen el sueño en no-REM y REM y suceden en ese orden. Estas siglas corresponden a las palabras inglesas Rapid Eye Movement (movimientos rápidos de los ojos) y hacen referencia al fenómeno que tiene lugar durante esa fase del sueño y que puede ser registrado.

La primera, la fase no-REM, se compone, a su vez, de otras cuatro fases, numeradas de uno a cuatro de menor a mayor profundidad del sueño. También la composición del sueño es distinta con la edad, en cuanto a las fases y a su duración.

Durante el sueño normal pueden aparecer breves periodos de vigilia, habitualmente próximos a los episodios REM, de tan corta duración que no se recuerdan a la mañana siguiente.

¿Cuántas horas de sueño se consideran normales?

No todo el mundo necesita dormir las mismas horas. Dependerá de muchas circunstancias, entre otras, de la edad. En el recién nacido el tiempo de sueño es de 16 a 18 horas o más; los adolescentes necesitan unas 9 horas de sueño; los adultos tienen una necesidad media de 7 a 8 horas de sueño, aunque hay quien tiene suficiente con 5 horas y otros necesitan 10. A medida que aumentamos la edad, de manera normal, el sueño suele hacerse más superficial y acortarse sus horas, aunque las necesidades son similares a las de la edad adulta.

¿Qué es el insomnio?

El insomnio es un trastorno del sueño que consiste en la incapacidad o dificultad para dormir, ya sea por que cueste conciliar el sueño, porque existan despertares durante la noche, porque se da un acortamiento del sueño, un despertar precoz o una disminución de su calidad. Esto produce cansancio y afecta a la vida diaria de las personas que lo padecen.Es un problema frecuente que aqueja entre el 10 y el 30 por ciento de la población adulta, más frecuente en mujeres, ancianos, personas de un nivel socioeconómico alto y en los que padecen una enfermedad psiquiátrica.

¿Cuáles son sus causas?

Las distintas enfermedades, tanto psíquicas como somáticas; algunos de los tratamientos utilizados para tratar estas enfermedades; síntomas aislados, como el dolor; sustancias de consumo habitual, como el café, la nicotina y el alcohol, y el consumo de drogas pueden producir insomnio.A veces, son los hábitos de vida los que introducen comportamientos que interfieren con el sueño normal hasta generar insomnio, como sucede en los casos de estrés, entorno muy ruidoso, temperaturas extremas, cambios de horarios...No siempre es posible determinar la causa de un insomnio y entonces hablamos de insomnio primario o idiopático.

¿Qué debe hacer una persona que padezca este problema?

Si usted no duerme bien debe consultar con su médico de familia para que valore si están presentes algunas de las causas que se citan en un apartado anterior y le sugiera un tratamiento o le remita al especialista correspondiente. Nunca tome medicación por su cuenta aunque le parezca que no tiene efectos secundarios si no se lo ha recetado su médico.Existen pruebas complementarias capaces de obtener registros del sueño de una persona que ayudan a establecer el diagnóstico del tipo de insomnio que se padece.

Consejos para dormir bien:

Procure respetar un horario habitual para acostarse y para levantarse.

  • El ejercicio físico regular es una buena ayuda para el sueño de calidad; sin embargo, si se hace muy cercano al momento de acostarse puede empeorarlo.
  • Limite el consumo de excitantes (café, cola...), nicotina y alcohol o elimínelos de sus hábitos diarios si no duerme bien, sobre todo en horas próximas a irse a dormir.

  • Intente que su cama y dormitorio sean lo más confortables posibles: cómodos, suficientemente oscuros, ventilados, con poco ruido, sin temperaturas extremas.
  • Evite leer, ver la televisión, comer, escuchar la radio u otras actividades que no son propias de la cama y que pueden estar estimulándolo o impidiendo un descanso suficiente.
  • Intente resolver los problemas que le preocupen antes de acostarse o trate de no utilizar el momento previo a quedarse dormido para solucionar lo que no ha podido hacer durante el día.

Resumen del Artículo.

Si tiene dificultades para conciliar el sueño incluso cuando usted está muy cansado, o no puede  volver a dormir después de despertarse en medio de la noche, usted está sufriendo de insomnio.

El insomnio es un problema común que puede afectar su salud en general y la calidad de vida. Se puede agravar con enfermedades como presión arterial alta, diabetes y enfermedades del corazón. También puede hacer que usted se sienta muy cansado o hasta agotado durante todo el día.
El insomnio no se define por el número de horas de sueño que una persona consigue, ya que las personas varían en la cantidad de sueño que necesitan. Las personas con insomnio no se sienten descansadas y frescas, incluso con el sueño de una noche completa. Mientras que la causa puede ser tan leve como haber ingerido exceso de cafeína, también puede ser un síntoma de exceso de estrés o un problema médico no diagnosticado. En la mayoría de los casos, usted sería capaz de curar su insomnio haciendo ajustes a su estilo de vida.


Lo primero que tienes que hacer es averiguar la causa exacta de su insomnio. Sólo se puede aplicar el tratamiento adecuado si descubres cual es  la verdadera causa de su insomnio. Analizarse  a sí mismo si se ha sentido deprimido últimamente, o si está experimentando una gran cantidad de estrés. Si usted está tomando medicamentos, averigüe si el insomnio es uno de los efectos secundarios. Evalúe si su entorno de sueño es propicio para dormir o no. Si usted tiene otros problemas de salud, comprobar si esto no le puede aparejar insomnio. Compruebe si usted tiene un horario de sueño regular, o  está constantemente cambiando su rutina de sueño. La falta de exposición a la luz también puede arruinar su ritmo biológico y sus patrones de sueño.

Si la causa de su insomnio es algo temporal, como el jet lag, el estrés por un proyecto en el trabajo o las relaciones interpersonales, el insomnio por lo general desaparece por sí mismo en cuestión de días. Sin embargo, para los casos causados por problemas físicos o psicológicos, entonces puede ser crónico.

 Algunas condiciones médicas que pueden causar insomnio incluyen:

  •   asma
  •   alergias
  •   cáncer
  •   hipertiroidismo
  •   reflujo ácido
  •   dolor crónico

Condiciones subyacentes psicológicas como:
  •   depresión
  •   trastorno postraumático de estrés
  •   trastorno bipolar
  •   ansiedad
  •   estrés crónico

Algunos medicamentos que causan insomnio son los antidepresivos, el alcohol que contienen algunos preparados para el resfriado y la gripe, la cafeína en los analgésicos, diuréticos y los que disminuyen la presión arterial.


Para averiguar si algunos de sus hábitos personales son la causa de su insomnio, utilizar un diario del sueño. Anota todas tus actividades diarias. Esto le permitirá evaluar de manera objetiva las actividades que están, inconscientemente, contribuyendo  a su falta de sueño. Por ejemplo, usted podría descubrir que su café de la mañana te mantiene despierto incluso durante la noche. También puede descubrir que mirar la televisión y el uso de Internet al final de la tarde interrumpa su sueño.

Aparte de sus actividades, registrar también su rutina de sueño y los síntomas que observemos con respecto a su insomnio.

La constatación de si su habitación es útil o no para dormir. Si hay mucho ruido fuera de su habitación, probablemente pueda utilizar tapones para los oídos o una máquina de sonido para bloquear el ruido. Si la habitación es demasiado brillante, puede utilizar cortinas o un antifaz sobre los ojos para disminuir la luz. Verifique también que su habitación esté bien ventilada.
|

Comentarios

Hi there! I know this is somewhat off topic but I was wondering if you knew where I could locate a captcha plugin for my comment form? I'm using the same blog platform as yours and I'm having trouble finding one? Thanks a lot!
Responder
My brother recommended I may like this web site. He was entirely right. This publish truly made my day. You cann't consider just how a lot time I had spent for this information! Thank you!
Responder
Hey there, You have performed an incredible job. I will certainly digg it and personally recommend to my friends. I am sure they will be benefited from this site.
Responder

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar